Después de unas aparentemente interminables negociaciones, que a su vez estuvieron acompañadas de muchas expectativas, por fin el gobierno, pudo anunciar la firma de dos importantes instrumentos de política comercial extema: el Tratado de Libre Comercío con México y la Iniciativa de la Cuenca del Caríbe.

El tratado con México tuvo varios años de lentas negociaciones, iniciadas en el período del anterior gobierno, y el segundo, fue negociado en Washington con el propósito de lograr la entrada de productos e maquila procesados en el país al mercado de los Estados Unidos.

Publicado: 2000-10-01