El año 2001 queda registrado como uno de los más difíciles y trágicos momentos de nuestra historia contemporánea. Recién comenzando el año, en el mes de enero, por lo menos dos sismos de significativa magnitud abatieron el territorio salvadoreño.

El primero con una magnitud de 7.6 a 7.9 grados en la escala de Richter, sacudió todo el terirorio; y posteriormente, el 13 de febrero, un nuevo sismo de magnitud de 6. 1 grados agrava la ya precaria situación de muchas familias, especialmente en el área rural. Desde ahí, la situación esperada para los meses siguientes distó mucho de ser halagüeña.

Los diversos sectores de la sociedad, el gobierno, los organismos municipales, y las iglesias, principalmente, se dieron a la tarea de la reconstrución ayudados por la buena voluntad y la cooperación de gobiernos e instituciones extranjeras. Venezuela, España,México y los Estados Unidos pusieron a disposición de los necesitados, significativas cantidades de donaciones en alimentos, medicinas, ropa, techo y muchos otros bienes necesarios.

Publicado: 2015-11-06

Articulos Entorno